miércoles, 22 de enero de 2014

Una prima en año nuevo

Cena de año nuevo, pensé, otra aburrida de lo lindo, pero ni modo, a ir con la familia. Y cuál fue mi sorpresa que un primo que casi nunca va a las fiestas porque vive en otro lado vino a visitarnos y traía a su esposa, una wera chichona que siempre le he tenido ganas, desde que andaba de novio con ella yo le tiraba la onda a la chava y ella no se arrugaba mucho, pero como no viven en la misma ciudad que nosotros casi no la había podido tratar. Pero esta era mi oportunidad, y tenía que buscar la forma de cogérmela. Así que puse manos a la obra y me puse de barman para emborrachar a la familia y a ella no porque la quería bien lucida.

Ya como a las 4 de la mañana solo quedábamos 4 en la fiesta, ella, unos tíos y yo, en eso mi tío se para y le dice a mi tía (no es la que me he cogido) vámonos a dormir, y ella también se paró y le dije que se esperara tantito, y mis tíos se despidieron y se fueron. Ella me dice, para que quieres que me quede y le dije es que quiero contarte algo de Víctor, está bien, se despidió también de los tíos y se fueron.

Ya que nos quedamos solos en la cocina, me le lance encima y comencé a besarla, primero se resistió un poco y después me agarro de los huevos y me dijo pero me vas a coger aquí y ahora, puta, claro que sí, la subí en la barra de la cocina, le abrí las piernas y comencé a mamarle el clítoris. Pronto estaba yo bien caliente y ella me dijo que también estaba bien caliente, que le enloquecía que le chuparan el clítoris.

Después me sentó en la barra y me comenzó a dar una mamada riquisisima se lo tragaba completo y lo disfrutaba al máximo como niña con su caramelo y yo  de verla me excitaba más y más, se lo metía hasta el fondo y en dos ocasiones casi se vomita de todo lo que se lo metió, mmmm, me estaba mamando delicioso, hasta que la pare para yo mamarla a ella de nuevo, la levante de los brazos le di la vuelta y la senté nuevamente en la barra y le abrí sus piernas y me le deje ir a su clítoris, ya estaba bien húmeda, comencé a mamarle el clítoris y ella solo se apretaba las tetas y apretaba las nalgas para acercarme más su clítoris y yo me lo comía de lo lindo ella cada vez respiraba más fuerte y yo cada vez se lo chupaba más fuerte hasta que comenzó a gemir como loca.

Me dijo vamos a un cuarto, fuimos al único cuarto de la plata baja en la parte de atrás de la casa, la subí en la cama y me acosté a un lado de ella, y comencé a besarla y a acariciar su clítoris y ella me metía la lengua hasta la garganta, estaba bien excitada y yo seguía acariciando su clítoris, que rico movía su cadera y yo la verdad estaba súper caliente, casi me vengo sin meterle la verga, es más sin tocármela, pero respire un poco me tranquilice en lo que seguía fajándomela hasta que me dijo ya métemela.

Le abrí las piernas y se la metí hasta el fondo, ella me abrazo con sus piernas y brazos y me comenzó a besar mientras yo se la metía, era toda una perra en celo y yo con la verga al mil bien caliente y dándole, no aguante mucho más y me vine y ella me apretaba la verga con su panocha bien rico y yo lo disfrutaba al máximo mientras me sacaba la última gota de esperma que quedaba en mi verga, me dio la vuelta y se quedó sobre mí un buen rato mientras nos besábamos y descansábamos.

Me ordeno que se la chupara de nuevo, que eso le encantaba y que Víctor también era muy bueno, me dijo que quería seguir teniendo orgasmos y yo se la chupe y le dije que me contara como se la cogía mi primo, no quería, que le daba pena, le dije que eso me excitaba más así que empezó a contarme como se la cogió ayer en la noche, eso me puso bien caliente y se la mame bien fuerte y bien rico ella brincaba en la cama y rebotaba de lo caliente que estaba y yo se la chupaba más y más, me dijo ya métemela, la puse a gatas y me le deje ir por atrás, ufff, que rico culote y yo dándole toda mi verga hasta adentro.

Ella gritaba de placer y yo le daba más fuerte por atrás, y me gritaba así me coge Víctor, dame más fuerte, yo me la seguía bombeando bien rico y ella lo disfrutaba al máximo, hasta que me dijo acuéstate y te voy a coger como me lo cogí anoche.

Me acostó boca arriba, se me sentó y empezó a dar unos brincos de locura, subía y bajaba en mi verga y se movía en círculos, te gusta me decía, así me lo cogí anoche y lo disfruto al máximo, mmmm, yo también lo estoy disfrutando, no pares sigue. Sus tetas le rebotaban para todos lados y estaba bien húmeda, yo le metía el dedo para acariciarla más y ella se movía hacia adelante y hacia atrás.

En eso dejo de moverse y comenzó a apretar su vagina bien rico, ufff, era un masaje suave pero delicioso, me dijo abre las piernas, se inclinó hacia adelante y sus piernas las hizo hacia atrás entre las mías, parecía como si ella fuera el hombre y yo la mujer, se acomodó bien y empezó a cogerme como si ella me la estuviera metiendo a mí de misionero, puta esa posición nunca la había hecho y me encanto, la sentía como me la cogía y se veía como si me estuvieran cogiendo, me excite muchísimo así que no agente mucho más y me vine de lo lindo, me dijo ya ves tu primo tampoco aguanto mucho en  esta posición anoche.

Me dio un besote, se paró y se fue. Me dejo todavía con la verga dura y con la sensación de que me habían violado, jajajaja, me vestí y me fui a dormir pensando en lo que había pasado, una súper cogida.











jueves, 9 de enero de 2014

Sheridan, eres un sueño?, no corazón soy TU realidad

Estaba bien caliente y no quería terminar el año así, y ya tenía rato de ganas de estar con un travesti, así que le llame a Sheridan, esta era la tercera vez que le llamaba pero por una cosa y otra no habíamos podido coincidir, pero al fin se me hizo y ha sido una cogida más que perfecta.

Nos quedamos de ver en mi motel favorito, y llego como a los 30 min, venía con un corset negro abierto mostrando un buen de sus ricos senos, yo estaba un poco nervioso, me beso y yo comencé a tocarla lentamente, ella de igual manera comenzó a tocarme, le dije eres un sueño? y ella me dijo no corazón soy TU realidad y se quitó el corset.

Tiene una voz angelical, un olor delicioso a princesa y un sabor indescriptible, es una súper chica, me encanto, pero bueno, les cuento lo que paso.

Yo me comencé a quitar toda la ropa y ella vio y también se quitó todo, y nos subimos a la cama de rodillas, comenzó a acariciar mi verga y yo la de ella, nos besamos un rato y nos tocamos todos, ella me dijo no quieres comértela, yo le dije que sí, y se acostó y yo me acosté sobre ella y comencé a mamar su verga, rápidamente se le puso dura, y yo seguía mamándosela de lo lindo y ella lo disfrutaba bien rico, así que me dijo quieres que te coja y yo le dije que se, me acosté boca arriba, me encanta verles las tetas y la cara, y ella tomo un poco de lubricante y me lo puso y ella se embarro la verga de lubricante.

Me levanto las piernas, me puso una almohada de bajo de las nalgas y me dijo que lo iba a hacer despacio para que no me doliera, se acomodó y comenzó a metérmela despacio, ufff, yo estaba bien caliente y ella más, sentía como iba entrando lentamente y ella lo empujaba despacio hasta que sentí su pelvis pegada a mí, la abrace y ella empezó a bombearme bien rico, yo la besaba y la acariciaba de donde podía y ella cada vez me daba más rico.

Con mis piernas la acercaba más y más a mí y ella me daba cada vez más duro, yo le pegaba unos besotes en la boca y ella movía sus caderas de una forma increíble, ufff que rico coge la niña, la abrace muy fuerte y le dije que ya me iba a venir y ella me dio más rico y no pude más besándola y abrazándola mientras ella me cogía yo me venía, me dio un riquísimo beso y me dijo, mi amor te viniste sin tocarte, y le dije es que estas buenísima y lo haces de maravilla.

Nos acostaos un rato a platicar y seguirnos tocando, ella seguía bien cachonda, puesto que no se había venido y yo pues quería más, así que los dos nos acariciábamos cuanto podíamos, ella no dejaba mi verga y yo sus tetas y su verga. Después nos hicimos un 69 bien rico, yo me tragaba completita toda su verga y ella me daba unos chupetes en mi verga que rápido me éxito de nuevo.

La acomode para acostarme sobre ella y mamarle yo solo la verga, se la mame delicioso y ella lo disfrutaba al máximo, después de un rato de mamar verga me puse bien caliente otra vez y ella estaba más que caliente y me dijo quieres que te coja de nuevo y le dije ahora es mi turno yo te quiero coger a ti, se acomodó como me cogió ella a mí y yo le acomode mi verga y se la metí despacio también.

Una vez que la tenía bien ensartada me la empecé a bombear bien rico, y me le acosté encima mientras me la bombeaba sentía su verga bien dura en mi vientre, y así nos cogimos bien rico un rato mientras sentía sus tetas en mi pecho y la beba de lo lindo. Después me levante y me la empecé a coger de lo lindo y al mismo tiempo le jalaba su verga, ella se acariciaba sus caderas, su vientre y sus tetas, me la bombine un ratito así hasta que ella no pudo más y se vino en mis manos y yo de ver como salía su leche me vine también, ufff que rico me vine fue excelente.

Me recosté sobre ella y nos besamos de lo lindo. Nos despedimos con un gran beso, me paso 2 fotos que subo aquí y prometí verla de nuevo.





Otras fotos.



















jueves, 28 de noviembre de 2013

Con la puta de mi tía


Regresando de Cuba tenía ganas de mas sexo y me fui a buscar a la puta de mi tía, porque la neta que rico coge y es bien calientota ya que su esposo casi no se le da y cuando me cogemos sabrosísimo.

Llegue a su casa, en cuanto me vio me cago y me dijo que porque había tardado en venir y le dije que había salido por la chamba, me jalo del brazo y me metió a su casa, cerrando la puerta me aventó contra la pared y me comenzó a fajar riquísimo y yo también porque tenía un chigo de ganas de cogérmela.

Yo también comencé a fajármela y besarla por todos lados, los dos estábamos bien calientes y entonces le dije que no quería hacerlo en su casa que quería que nos fuéramos a un Motel y llevarla como mi puta, no no no le hubiera dicho eso, se puso como loca de lo excitada y caliente y me dijo siiii por favor llévame y trátame como una puta.

Nos fuimos en su carro a un Motel, en el camino la tome de la mano y las tenía frías, que tienes tía, nada estoy muy nerviosa y muy excitada, también le metía la mano entre las piernas y estaba bien mojada, apenas la tocaba y ella brincaba de excitación y yo con la verga al mil y ganas de tenerla bien abierta de patas en la cama.

Llegamos al Motel y pedí una habitación normal y entramos a nuestra cochera, cuando se bajó del coche estaba súper caliente, antes de subir al cuarto me puso otro faje ahí recargados en su carro y yo la tome de la mano y la subí a nuestro cuarto.

En cuanto entramos le quite la ropa despacio y sensualmente, ella estaba que explotaba, todo el ambiente la tenía bien caliente y yo gozando y disfrutando el momento de lo lindo. Cuando le comencé a bajar su pantaletas la traía bien mojada y le dio un poco de pena y le dije tranquila mi putita que te voy a hacer gozar de lo lindo, la senté en la cama y le puse mi verga en su boca.

Ufff que mamadota me estaba poniendo, parecía toda una experta y yo solo empujaba su cabeza contra mi verga, dos o tres veces casi se vomita de lo adentro que le metía la verga pero respiraba y seguía chupándomela, le dije acuéstate en la cama que ya te la voy a meter y como puta obediente se acostó en la cama y se abrió de piernas.

Me le acomode y se la metí hasta el fondo, como cuchillo caliente en mantequilla, estaba bien húmeda, luego luego empecé a bombeármela bien fuerte y a agarrarle las tetas bien rico y ella gritaba como loca, yo le decía aquí puedes gritar lo que quieras mi puta, grita y más gritaba, en eso vi como agarro las sabanas de la cama y las empezó a jalar y empuñar sus manos y me dijo yaaaa espera estoy teniendo un orgasmo y le dije cállese mi puta que quiero seguir cogiéndomela, no manchen deberían de haber visto su cara parecía enloquecer, me jalo hacia ella y me empezó a besar y me dijo ya quiero que te vengas ya aquí ahorita conmigo, puta eso me puso bien caliente y me la bombeé 3 o 4 veces más y me vine, ella me abrazo con sus piernas y brazos y no me soltaba mientras yo me seguía moviendo muy despacio dentro de ella, mmm, que puto orgasmo acabábamos de tener los dos.

Duramos un rato así abrazados y ella no me quería soltar y yo la verdad tampoco quería soltarla y menos dejar de sentir su cuerpo temblar junto al mío, después nos acostamos y yo a un lado de ella y me dijo que ya se quería ir, que estaba nerviosa, le dijo que no, que me tenía que cumplir cuando menos otro más, me dijo vamos a la casa y ahí nos cogemos de nuevo, no le dije aquí cogeremos de nuevo.


Le empecé a agarrar las tetas y ella como que quería tocarse pero no se animaba, agarre su mano y la puse en su clítoris, y la quito luego luego, le dije no, está bien quiero verte que te acaricies, porque como mi puta quiero que hagas lo que yo te diga, entonces abrió sus piernas y comenzó a acariciar su clítoris, estaba un poco nerviosa y le temblaba la mano, a lo mejor era a propósito jejejej, y yo me senté frente a ella y veía como se acariciaba, le decía así toca tu clítoris, mete tu dedo en tu vagina y ella empezó a entrar en confianza hasta que ya estaba acariciándose bien rico su clítoris y sus tetas.

Yo comencé a jalarme la verga y verla tocarse, en poco tiempo ya estábamos los dos bien calientes, me acosté y empecé a mamar su clítoris mientras ella se metía el dedo, ella estaba súper excitada y yo también, así que seguía mamando su clítoris y ella cada vez más fuerte se metía el dedo hasta que empezó a gritar otra vez y me dijo cógeme, yo para pronto me subí y le metí la verga, después le dije mejor ponte boca abajo y así te la voy a meter, se voltio y se la metí bien rico, se la empujaba hasta adentro y ella gritaba de lo lindo y yo también sobre ella.

Solo vi cómo comenzó a meter una mano por abajo de su cuerpo y empezó a acariciarse mientras yo me la cogía la verdad eso fue súper excitante y comencé a darle más duro hasta que me vine ella no paraba de gritar y de tocarse, ufff estaba calientísima.

Terminamos y me dijo ahora si ya vámonos, nos metimos a bañar y nos fuimos, en el camino yo acariciaba sus piernas y a ella le gustaba porque tomaba mi mano y me la novia sobre ella y me la acercaba a su entrepierna y yo lo disfrutaba rico rico.

Llegamos a su casa y yo ya traía la verga bien parada y ella estaba caliente y me dijo pásate, nos pasamos y detrás de la puerta de la entrada nos tiramos en el suelo y nos cogimos de nuevo, la bese de lo lindo y me despedí de ella.

Que rico fue cogerme a la puta de mi tía.